LO HA DICHO: PAUL BOCUSE

"No puedes olvidar los buenos ingredientes. Si no hay buenos ingredientes, no hay cocina" Paul Bocuse

Pimientos rellenos, agradecidos y nada difíciles


Los pimientos rellenos son muy agradecidos para el que los hace y para quien disfruta de ellos, admiten preparaciones en frío y en caliente y son un buen recurso para darle utilidad a la comida sobrante.

Variedades de pimientos hay muchas y formas de cocinarlos y degustarlos, bastantes más. Es por ello que en esta ocasión, puestos a acotar el terreno, lo vamos a hacer alrededor de una de sus preparaciones más populares: los pimientos rellenos, poniendo el foco, además, en los dos que más se utilizan para esta tarea: el de piquillo y el morrón.

Dos expertos cocineros, Juan José Banqueri, del restaurante La Parrilla de Albarracín, y Joaquín Muñoz, profesor de Horeca, van a ser los encargados de trazar las líneas maestras de este reportaje, que no pretende convertirse en un listado más o menos apetecible de posibles rellenos. Más bien, se trata de sugerir y motivar, despertar inquietudes alrededor de la gastronomía y, en la medida de lo posible, contribuir a que la cocina se convierta en un espacio cada vez más transitado del hogar.

Así, de entrada, los dos coinciden en lo primero que les sugiere esta preparación culinaria: apenas tiene complicación, pueden quedar estupendamente, gusta a casi todo el mundo y es perfecta como aprovechamiento de cantidad de productos. Pescado, marisco, carne, queso, verduras, arroz… En los pimientos rellenos cabe casi de todo y lo bueno, además, es que en función de la época del año "encajan a la perfección con preparaciones frías y calientes", comenta Banqueri. Leer reportaje completo en heraldo.es

No hay comentarios :

Publicar un comentario