LO HA DICHO: PAUL BOCUSE

"No puedes olvidar los buenos ingredientes. Si no hay buenos ingredientes, no hay cocina" Paul Bocuse

Arroz de Calasparra Denominación de Origen


El arroz de Calasparra es uno de los tres únicos arroces con denominación de origen de España, junto con los del Delta del Ebro y de Valencia. La Denominación de Origen Calasparra se reconoció en 1986, aunque el cultivo del arroz en la zona se remonta hasta el siglo XIV.

La zona de producción de los arroces amparados por la Denominación de Origen Calasparra, conformada por la cuenca de los ríos Segura y su afluente el Mundo, está constituida por los terrenos ubicados en los términos municipales de Calasparra y Moratalla, en la provincia de Murcia, y en el de Hellín, en la de Albacete, que el Consejo Regulador considere aptos para la producción de arroz protegido. Se trata de una zona montañosa y soleada, con aguas frías y un clima que retarda la maduración del grano.

Su entorno ecológico es claramente diferente respecto de las demás zonas arroceras, ya que el cultivo del arroz se realiza en un área muy montañosa y soleada, con una altitud que oscila entre los 341 y 500 metros sobre el nivel del mar.

Los arroces elaborados deben ser de las variedades tradicionalmente cultivadas en la zona: Bomba y Balilla X Sollana.

El de la variedad Bomba, se cultiva algo menos y consigue menores rendimientos, pero se trata de un arroz con gran prestigio culinario, sobre todo para prepararlo en paella.

Los primeros documentos referidos al arroz en Calasparra datan del siglo XVII, concretamente hacen mención a las modificaciones que debían de hacerse en la acequia de Rotas para el cultivo del arroz.

Durante el siglo XVIII se produjo la adaptación definitiva del cultivo del arroz en Calasparra. El arroz se difundió en la Vega del Segura, pero enseguida invadió la huerta del Argos, inmediata al núcleo de población, provocando frecuentes epidemias de tercianas durante la segunda mitad del siglo XVIII y dando lugar a un retroceso demográfico. Por todo esto, el Ayuntamiento prohibió en varias ocasiones el cultivo del arroz en los lugares inmediatos al pueblo.

Pero las prohibiciones eran incumplidas una y otra vez. En 1804 se produjo el peor brote epidémico de tercianas con un alto índice de mortalidad. Tras ésta fecha, el cultivo del arroz se repliega lentamente hacia zonas más alejadas del núcleo urbano, es decir, hacia las tierras regadas por el río Segura.

El cultivo del arroz de Calasparra se oficializa y protege merced al R.D. de 1 de Febrero de 1908, por el que se delimita el Coto Arrocero que comprende tres términos municipales: Hellín, de Castilla la Mancha, y Moratalla y Calasparra de la Región de Murcia, siendo este último el municipio en el que se da mayor tradición y arraigo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario