LO HA DICHO: PAUL BOCUSE

"No puedes olvidar los buenos ingredientes. Si no hay buenos ingredientes, no hay cocina" Paul Bocuse

Plátano de Canarias I.G.P.

El cultivo del plátano tiene su origen en el Sudeste Asiático, entre la India y Malasia. Unos 500 años d.C., pasó a África a través de Madagascar y en el siglo VI se estableció en las costas del Mediterráneo, llegando a Canarias procedente de Guinea mediante las conquistas africanas de los portugueses. Se cree que desde Canarias los españoles llevaron el plátano a América.


A principios de noviembre de 2013, la Unión Europea publicó el reglamento de ejecución de la Comisión Europea por el que se inscribe "Plátano de Canarias" en el Registro de Denominaciones de Origen Protegidas y de Indicaciones Geográficas Protegidas. Este reconocimiento de la IGP permite que cuenten con una identificación específica que garantiza la singularidad por el origen y por tanto, la garantía de calidad de lo plátanos canarios.

Este reconocimiento IGP supone un importante apoyo al Plátano de Canarias. Confirma la diferenciación y garantiza las características únicas de su producto. 

¿Por qué es tan diferente el sabor y las propiedades del plátano canario respecto a la banana?

Entre las principales diferencias se puede decir que el Plátano de Canarias posee un mayor grado de madurez y permanencia en la planta que la banana tropical debido a la menor distancia entre la producción y el mercado consumidor del plátano.

Además el Plátano de Canarias posee un mayor índice de humedad, por lo que es mucho más sabroso que la banana, que es más seca.

En la banana los valores de carbohidratos, azúcares solubles y sacarosa son ligeramente mayores, lo que le confiere una textura más harinosa que la del Plátano de Canarias que, además, tiene niveles más altos de contenido en potasio.

Finalmente, el clima de las Islas Canarias es más variable que el de los países tropicales, lo que también repercute en un mayor tiempo de permanencia del plátano en la en planta (6 meses) respecto a la banana (3 meses), confiriéndole un mayor grado de madurez, sabor y aroma.

Sus cualidades nutricionales lo convierten en un complemento energético ideal para todos, especialmente para los que necesitan una aportación extra de energía como niños, adolescentes, deportistas o cualquier persona con una vida activa.

El plátano tiene la combinación perfecta de energía con vitaminas y minerales para el buen funcionamiento del organismo. Además, como es tan fácil de llevar y de pelar, puedes disfrutarlo en cualquier momento!

A diferencia de la mayoría de postres industriales y otros preparados alimenticios elaborados con grasas y azúcares refinados, el Plátano de Canarias es un alimento desprovisto de grasas o lípidos. A pesar de la falsa creencia de que engorda, tiene un 0% de grasa, unas 80 Kcal./100 g.

Comparado con otras frutas, su aporte calórico es similar. Aunque por cada 100 g el plátano tenga un aporte calórico superior a otras frutas como la manzana o naranja, la cantidad de calorías ingeridas por pieza de fruta son similares entre el plátano (que pesa alrededor de 150 g) y, por ejemplo, una manzana o naranja medianas que pesan más de 250 g.

Más de 11 kilos de plátanos consumió cada español en 2010, un volumen al que solo superan las naranjas y mandarinas. Gusta a los niños, es muy fácil de pelar y se puede encontrar en los mercados durante todo el año a un precio muy estable. Estas razones explican su gran popularidad.


No hay comentarios :

Publicar un comentario